Detrás de cada buen hombre…

¿Qué es para mí un buen hombre? Aquí no me refiero nada más al hombre honesto, caballero y trabajador. Porque de verdad para mi, buenos hombres así hay bastantes, aunque algunos piensen que no.

Yo me refiero a los hombres de visión, los hombres con una mente ignea, que de alguna forma u otra cambian el mundo o su mundo. Los hombres de visión siempre querrán una mujer en todo su esplendor a su lado, no sólo un trofeo que mostrarle a los demás para agrandar su ego.

La mujer y la energía femenina juega un papel fundamental en nuestro universo, es por eso que nace la frase que dice «detrás de un gran hombre hay una gran mujer» .

Hay muchas mujeres florero, o mujeres montañas, que están de adorno, que son montañas porque no se mueven, no se transforman, están condenadas a ver el mismo paisaje por siempre. Este tipo de mujer renunció a su poder interior para conformarse con una casa, un esposo, sus hijos y el perrito para sacarlo a pasear, y no es por emitir juicios que eso esté mal, para nada, sólo que allí se quedan, no buscan profundizar en más nada.

Hay otro tipo de mujer que son más parecidas a un río, al fuego, están en constante transformación, en vez de contemplar el paisaje, lo modifican, lo embellecen, lo enaltecen. Y cuando tienen a un hombre de visión a su lado, pues se convierten en su balanza, en su libra, es la que lo ayuda a cuestionarse, a observarse más profundamente, a transformarse cada día en un mejor hombre.

Estas mujeres son una bendición para el mundo, porque lo van a transformar con su energía, con su temple, su belleza, su sensualidad y sensibilidad. Es este tipo de mujer que quiero a mi lado, una mujer que por más que toques, por más que beses y abraces profundamente, nunca tocas fondo.

La energía masculina, y los hombres van a evolucionar y dar su próximo paso de consciencia gracias a mujeres así, que gracias a dios cada día nacen más.

Nelson Ramos
@proyectodespierta

También te puede interesar:

Posted in Artículos, Uncategorized.