¿Quién pierde su tiempo?

Este principio es uno de los que más nos cuesta comprender. La respuesta más común a esta pregunta es que la persona que más se entregó fue la que perdió su tiempo. ¿Por qué? Por el hecho de que entregó mucho y no recibió lo mismo, de que amó pero no la valoraron, y que pudo haber invertido ese tiempo con otra persona que se sintiera igual y diera en el mismo nivel.

Pero es aquí donde nos equivocamos con respecto al amor, no se trata de lo que haga o hizo el otro, se trata de nosotros. La persona que dio más, también disfruto más, al amar más, vives más, sientes más, eres más feliz.

Tú no tienes control sobre el otro, no puedes controlar lo que pueda hacer ni como amarte, así que lo único que puedes controlar, es como eres tú.

Si me pones a elegir a mi, siempre quiero abrirme más, dar más y ser más con cada relación que te toque. Si entras en una nueva relación y dices «yo no me voy a abrir como en la anterior para que me vuelvan a herir» te estarás perjudicando únicamente a ti, te inhibirás de vivir, porque simplemente no hay forma de evitar que nos dañen así que siempre tienes que apuntar a dar más, no a esperar más del otro.

Y en este caso ¿que le diría la persona que amó realmente al infiel? Le diría «lo siento mucho mi amor, lo siento mucho por ti, que tuviste que estar mintiendo y escondiéndote, que viviste la relación a medias, que lo que yo te di no fue suficiente para ti porque para mi si era suficiente lo que tú me dabas, de verdad lo siento mucho por ti, y te deseo que en un futuro te enamores y ames a un nivel que no sientas la necesidad de mentir ni de hacer cosas escondidas, que te sientas pleno con la otra persona porque eso es riquísimo y te deseo que internamente te sientas libre», esa seria la respuesta que daría el amor.

Ahora ¿esto significa que no le va a doler? En lo absoluto, igual va a doler, igual sentirá despecho, tristeza y vivirá su proceso de duelo y decepción.
Pero con un corazón tranquilo porque sólo el que se entrega al 100% se puede ir de la relación en paz.

Luego vivirá su proceso, sanará y conscientizará para luego abrirse a nuevas experiencias desde otro estado de ser.

Nelson Ramos
@proyectodespierta

También te puede interesar:

Posted in Artículos, Uncategorized and tagged .