Aprender a valorar

Esto es algo que yo suelo repetir mucho, una de las cosas más importantes en la vida es aprender a valorar. Cuando hacemos consciente el valor a las cosas, damos un salto cuántico y todo mejora.

Esto se llama cultivar lo sagrado, cuando aprendemos el valor de algo, ese algo se vuelve sagrado y lo tratamos como tal, por lo tanto su energía cambia.

Esto es aplicable a todos los aspectos de nuestra vida pero cuando sucede en nuestras relaciones es cuando nos acercaremos a experimentar un amor verdadero, cuando lo aprendemos a valorar y le damos esa connotación de sagrado.

Mayormente esta consciencia llega después de pérdidas, de sufrimientos, del dolor, luego de las crisis llega la consciencia.

Cuando alguien aprende a valorar a su compañero de vida, es muy probable que sea fiel, que no tenga doble cara, doble vida, que no caiga en mentiras ni saboteos, y que su orden de prioridades estén bien establecidas.

Cuando una persona no ha experimentado estas pérdidas o simplemente es de esas que brinca de pareja en pareja y nunca se permite estar sola, es muy probable que no haya adquirido ese valor hacia su pareja. Es lógica natural, si a usted le cuesta conseguir comida, vas a valorar y a disfrutar cada plato, además sentirás gratitud cuando lo obtengas, en cambio quien siempre tiene, podrá botar un plato entero de comida sin importarle. ¿De qué te sirve esto? primero para aplicarlo en ti, comenzar a cultivar el valor a las cosas, cultivar lo sagrado en tu vida. Y segundo al conocer a una posible pareja, tienes que darte cuenta si esa persona es de esas que simplemente va al mercado a cambiar pareja. Esas personas no te van a elegir porque te valoran en esencia, sino porque ellos tienen una necesidad y un espacio en su vida que llenar, si no eres tú será otra persona. Si tú quieres representar eso, ya es tu decisión.

Por otro lado si ya estás en una relación y sientes que no te valoran, tienes que comenzar a trabajar en ti misma, invertir en ti, para poco a poco ir reencontrándote, y amándote más, porque el hecho de que estés y te mantengas en una relación así es por un problema que tienes contigo no con el otro.

Nelson ramos
@proyectodespierta

Posted in Artículos, Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *